Un reciente estudio científico publicado por Journal Nature muestra que el consumo de alcohol produce un compuesto químico dañino en el cuerpo. Niveles elevados de este compuesto pueden ocasionar daño genético permanente en el ADN de las células madre y, por lo tanto, aumentar el riesgo de desarrollar cáncer. [I]

Empleando el análisis cromosómico y la secuenciación del ADN, científicos británicos examinaron el daño genético causado por este compuesto químico, denominado  acetaldehído, en ratones de laboratorio. Este compuesto se produce cuando el cuerpo procesa el alcohol, está relacionado con el riesgo de desarrollar hasta siete tipos diferentes de cáncer, incluidos el cáncer de mama y de intestino.

En concreto, el estudio encontró que el acetaldehído se disgrega y daña el ADN en la célula madre de la sangre. También altera irreversiblemente estas secuencias de ADN, que es lo que, finalmente, causa el riesgo de cáncer.

El estudio de Journal Nature también detalla cómo el cuerpo intenta protegerse contra el daño provocado por el alcohol. Un grupo de enzimas llamadas aldehído deshidrogenasas (ALDH) descomponen, en primer lugar, el acetaldehído en acetato, que las células pueden usar como fuente de energía.

Sin embargo, en el estudio, cuando los ratones carecían de ALDH, sufrieron cuatro veces más daño en el ADN que los ratones con enzimas en funcionamiento. También hay una segunda línea de defensa contra el alcohol: un sistema de reparación del ADN que corrige el daño del ADN. Sin embargo, algunas personas (principalmente aquellas con origen en el sudeste asiático) tienen sistemas de reparación defectuosos y el daño es irreparable.

Es por eso que debes tener cuidado con lo que bebes y cuánto

¿Cómo minimizar el riesgo provocado por el consumo de bebidas alcohólicas?

Si no se consume absolutamente nada de alcohol el riesgo desaparece completamente. Esta afirmación constituye una verdad de Perogrullo.  Pero si tienes un mínimo de vida social sabrás que la mayoría de las veces es casi imposible no consumir absolutamente nada.

La elección de la calidad de la bebida y la cantidad consumida son factores cruciales a la hora de minimizar los riesgos.

Mi consejo es beber cantidades más pequeñas de licores de calidad. Combinar alcohol con azúcar no es una buena opción por la acción pro-inflamatoria de la sacarosa. Por ejemplo, una buena opción sería una pequeña cantidad de vodka de patata, ya que este se destila y se filtra usando carbón vegetal por lo que tu cuerpo solo se enfrentaría al alcohol como componente nocivo, pero no a otras toxinas.

Otro punto  clave para minimizar el riesgo es aumentar los niveles, en el hígado, de un antioxidante llamado glutatión.  Simplemente tomando un suplemento de glutatión conseguimos aumentar los niveles hepáticos de este compuesto protector. Si además lo combinamos con el consumo de  vitamina C y proteína de suero no desnaturalizada de alta calidad el efecto es más poderoso.

[I] https://www.reuters.com/article/us-health-cancer-alcohol/how-alcohol-damages-stem-cell-dna-and-increases-cancer-risk-idUSKBN1ES1N2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here