Détox se ha convertido en la palabra de moda. En Internet puedes encontrar numeroso libros  páginas web que hablan sobre dietas détox, sobre zumos détox y sobre técnicas purificantes de lo más variadas para conseguir un cuerpo con menos toxinas.

Pero, ¿realmente existen técnicas détox o simplemente son una moda fraudulenta para vender productos?

Te puedo aventurar que el 90% de los productos o técnicas détox que puedes encontrar en el mercado son simplemente reclamos comerciales que como mínimo faltan a la verdad o no tienen ningún fundamento científico. No obstante, existen unas pocas técnicas que consiguen que tu tasa de eliminación de toxinas se incremente o acelere. Son solo unas pocas, pero su funcionamiento está basado en la biología y fundamentados en estudios científicos.

Antes de revelarte cuáles son estas técnicas eficaces para eliminar toxinas de tu cuerpo, te puedes preguntar:

¿Por qué détox?

Simplemente porque la vida actual, con su enorme evolución tecnológica y, sobre todo, con el enorme impacto generado en el ambiente por la actividad humana, ha propagado en nuestro entorno una multitud de productos químicos poco saludables. Muchas de estas sustancias químicas son innocuas, pero otras pueden ser peligrosas. Son las llamadas toxinas.

Hay una opinión, bastante generalizada entre la comunidad científica, que afirma que es innegable que la actividad humana y su gran expansión económica e industrial ha dejado una huella evidente en nuestro entorno.

El concepto del que más se suele hablar sobre este impacto del ser humano es el del calentamiento global, pero hay otro que pasa más desapercibido. La cada vez más creciente actividad humana ha posibilitado que en nuestro entorno se hayan vertido cantidades ingentes de toxinas.

Las toxinas están en todos los lados a nuestro alrededor: en al tabaquismo pasivo; en los gases emitidos por los millones de automóviles; en los pesticidas vertidos en los campos;  en metales pesados; plásticos de envases, etc… A menos que vivas en una burbuja aislada del mundo, lo habitual es que todos nosotros estemos en contacto con esta clase de productos tóxicos a diario.

El ser humano tiene en su organismo mecanismos con los que luchar eficazmente contra las toxinas. Sin embargo, si tu organismo dedica recursos a luchar contra otros desequilibrios como la inflamación, alergias e intolerancias alimentarias, stress o síndrome metabólico, entonces la eficacia en la lucha contra las toxinas disminuye. Un cuerpo equilibrado, sano y sin problemas graves es más eficaz depurándose a sí mismo que otro que tenga problemas de salud.

Muchos envases de bebidas están fabricados con plásticos que contienen un compuesto llamado bisfenol-A (BPA). Un cuerpo sano es capaz de eliminar sin problemas la mayoría de este elemento.  Sin embargo, si estás expuesto con una mayor frecuencia a esta toxina o tu organismo tiene problemas de salud, un porcentaje de este elemento no lo consigues eliminar y termina almacenándose en tus células grasas. Con el tiempo si la situación persiste y la cantidad acumulada llega a una masa crítica, se empiezan a alterar negativamente ciertos sistemas, reacciones enzimáticas o mecanismos hormonales.

Situaciones similares pueden ocurrir con otro tipo de toxinas como los metales pesados, productos farmacéuticos e, incluso drogas como el THC (Tetrahidrocannabinol).

Las soluciones más comunes que se suelen encontrar en el mercado son zumos y batidos détox que afirman purificar el organismo. No pongo en duda que muchos de ellos sean sanos, pero te puedo asegurar que ninguno de ellos aumenta la tasa con la que el organismo se depura a sí mismo. Alguna otra estrategia puede ser inclusa peligrosa al privar al organismo de elementos necesarios para un correcto funcionamiento.

Mi abuelo solía decir: si te has creado un problema y estás en el fondo de un hoyo, lo primero que tienes que hacer para salir de dicho agujero es simplemente dejar de cavar.

La primera estrategia que debes seguir para mejorar tu organismo ni siquiera es aumentar la tasa de depuración de toxinas, sino, simplemente, evitar que tu organismo esté expuesto a las mismas.

Otro dato que tienes que tener en cuenta es que las toxinas se suelen almacenar en las células grasas. Una estrategia muy válida, para depurar tu organismo de dichas toxinas, es mediante la reducción del porcentaje de grasa corporal en tu cuerpo. La lipolisis se produce cuando las grasas almacenadas en los adipocitos son liberadas en el torrente sanguíneo para su quema. Junto con dichas grasas también se liberan las toxinas almacenadas.

Por todo ello, es importante usar estas 2 estrategias combinadas:

  1. Reducir la lipolisis hasta unas tasas moderadas que no supongan una carga excesiva para nuestro organismo. Una pérdida de grasa excesiva puede ocasionar también que una tasa excesiva de toxinas sea liberada en el torrente sanguíneo ocasionando problemas.
    Suele ser habitual que una persona obesa que haya estado expuesta a toxinas no se le generen problemas procedentes de las mismas, sino hasta cuando decide seguir una dieta radical que libera una cascada ingente de toxinas.
  2. Combinar la lipolisis con sustancias que ayuden la labor del hígado y los riñones, así como absorbentes que puedan lidiar con la cascada de toxinas que libera la pérdida de grasa.

¿Qué substancias o estrategias ayudar a lidiar con las toxinas?

La Sauna.

La sudoración cumple más funciones que la de ser nuestro mecanismo de refrigeración.  El sudor ayuda a nuestro organismo a deshacerse de los metales pesados y los xenobióticos. Estos últimos son compuestos sintéticos, no presentes de forma natural, como plásticos o elementos petroquímicos. Los xenobióticos pueden estar presentes en nuestros organismos en cantidades pequeñas, pero lo suficientemente significativas como para generar una influencia negativa.

Un meta análisis de más de 50 diferentes estudios encontró que la sudoración ayuda a eliminar plomo, cadmio, arsénico y mercurio. Esta eliminación era más evidente en personas con alta toxicidad por materiales pesados. [I]

La sudoración también ayuda a la eliminación del BPA (Bisfenol-A) que ejerce un efecto de disrupción hormonal y que se acumula en las células grasas. [II]

Hay que tener en cuenta que con la sudoración, producida en la sauna, también se eliminan electrolitos y oligoelementos, por lo que es importante reponer líquidos y minerales si vas a usar habitualmente la sauna como herramienta détox.

El Ejercicio.

El ejercicio físico es otra herramienta útil para eliminar toxinas del organismo. Los mecanismos por los que el ejercicio funciona como una potente herramienta détox son varios.

Por un lado, el ejercicio físico estimula la sudoración y ya conocemos que es una forma de eliminación de toxinas probada. Por otro lado el ejercicio aumenta la lipólisis liberando de esta forma las toxinas almacenadas en el tejido adiposo. Este dato es positivo para la eliminación de las toxinas, pero tenemos que tener en cuenta que una liberación brusca puede ocasionar riesgos.  Los estudios demuestran que las personas que hacen ejercicio y pierden grasa corporal rápidamente terminan con niveles más altos de disruptores hormonales circulantes [III]. El aumento de la lipólisis a través de la dieta ocasiona exactamente el mismo fenómeno [IV].

Esta liberación y movilización de toxinas puede ser peligrosa si tu organismo no está preparado para deshacerse de dichas toxinas.  Si no simplemente estarás trasladando toxinas de un lugar a otro de tu organismo en vez de eliminarlas. El ejercicio físico resuelve el problema en cierta medida ya que además de la movilización, activa la sudoración, mejora la circulación y proporciona más oxígeno al hígado y riñones para que puedan filtrar mejor las toxinas.

El carbón activado.

Este compuesto es una forma de carbono que tiene un área superficial muy extensa y una potente carga negativa. Realmente es un elemento que ha existido por miles de años y todavía se usa en las salas de emergencia para tratar envenenamientos de tipo gástrico, sobre todo

El carbón activado funciona uniéndose a los productos tóxicos, cuya carga suele ser positiva. Se ha demostrado este efecto con la aflatoxina y otras micotoxinas polares;[V] el bisfenol-A (BPA) [VI] y los pesticidas más habituales. [VII] Una vez que los productos químicos se adhieren al carbón, estos son expulsados junto con las heces.

A pesar de los positivos efectos de este compuesto, hay que destacar que el carbón activado también se puede unir a otros compuestos que no sean tóxicos y que los estemos ingiriendo para conseguir otro tipo de beneficios. Una recomendación sensata sería la de no usar el carbón activado junto con otros suplementos para no interferir en su acción, debiendo dejar al menos 2 horas de diferencia.

El glutatión.

El glutatión es un poderoso antioxidante que lo protege del daño causado por los metales pesados, según estudios realizados in vitro con en células humanas y con ratas. [VIII], [IX], [X], [XI]

El glutatión también ayuda a las enzimas presentes en el hígado encargadas de descomponer las toxinas del moho y de los metales pesados. El proceso normal de la digestión destruye cualquier ingestión por vía oral de este elemento por lo que es recomendable usar glutatión de tipo liposomal, ya que este tipo pasará intacto por el estómago.  El uso de glutatión inyectable resuelve también este problema.

Otra vía de acción es suplementarse con N-acetilcisteína y ácido alfa-lipoico ya que estos compuestos los usará el cuerpo humano para crear glutatión por el mismo. [XII]

El D-Glucarato de calcio.

El D-Glucarato de calcio se convierte en ácido glucárico, también denominado ácido sacárico,  en el cuerpo humano, lo que ayuda a una vía de desintoxicación crucial en su hígado. El ácido glucarico limpia el organismo al unirse con las toxinas y eliminarlas.

Otros métodos.

Existen otros métodos y herramientas para eliminar las toxinas de nuestro cuerpo. Algunas de ellas pueden llegar a ser peligrosas. Probablemente la más potente de todas ellas es la terapia de quelación. [XIII]  La mayoría de los médicos solo la recomiendan cuando hay episodios graves de intoxicación por metales pesados. Por lo que es conveniente que sea un profesional de la medicina el que paute esta terapia, la aplique y la supervise.

Combinando métodos para máximos resultados.

Los métodos propuestos son efectivos hasta cierta medida. Pero si lo que quieres es ir más allá, aunque de forma segura puedes combinar los diferentes métodos y compuestos para crear un resultado óptimo.

Protocolo détox.

  1. Toma D-glucarato 1000 a 1500 mg. a diario.
  2. 1 hora antes de realizar ejercicio ingiere una combinación de 2 gramos de vitamina C junto con 1 gramo de glutatión de tipo liposomal.
  3. Al iniciar el ejercicio ingiere medio litro de agua junto con 2 pastillas de carbón activado.
  4. Realiza una sesión de ejercicio cardiovascular de tipo HIIT (Ejercicio de alta intensidad por intervalos) de, al menos, 30 minutos. Se trata de estimular la sudoración, la circulación sanguínea y el flujo linfático.
  5. Al finalizar el ejercicio ingiere medio litro de agua junto con otras 2 pastillas de carbón activado.
  6. Realiza 2 sesiones de sauna de 15-20 minutos con un descanso de 15 minutos entre cada sesión.
  7. Finalmente dúchate con agua fría e ingiere una cantidad suficiente de agua con electrolitos para reponer la pérdida de electrolitos y la deshidratación.

 

Estudios y Bibliografía.

[I] https://www.hindawi.com/journals/jeph/2012/184745/#B30

[II] https://www.hindawi.com/journals/jeph/2012/185731/abs/

[III] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11093288

[IV] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16989697

[V] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6782748

[VI] http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/es0481169

[VII] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9482427

[VIII] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3654245/#B20

[IX] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2882944/

[X] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16513172

[XI] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20535554

[XII] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4540061/

[XIII] https://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_de_quelaci%C3%B3n

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here