La falta de sueño es un problema de salud pública.  La cantidad de sueño que necesitamos varía entre individuos, pero generalmente cambia a medida que envejecemos. Los Institutos Nacionales de Salud sugieren que los niños en edad escolar necesitan al menos 10 horas de sueño por día, los adolescentes necesitan de 9 a 105 horas y los adultos necesitan de 7 a 8 horas. Según los datos de la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud de Estados Unidos, casi el 30% de los adultos informaron un promedio de ≤6 horas de sueño por día en 2005-2007. En 2009, solo el 31% de los estudiantes de secundaria informaron obtener al menos 8 horas de sueño.

La sabiduría popular recurre a numerosos remedios caseros, pero un reciente estudio realizado en la Universidad Estatal de Luisiana ha mostrado unos resultados asombrosamente positivos de un remedio muy cercano a nosotros.  El estudio, publicado en el American Journal of Therapeutics, descubrió que beber jugo de cerezas ácidas alargaba los períodos de sueño durante  una hora y 24 minutos cada noche como promedio. [I]

Los científicos descubrieron que esta bebida contiene unos compuestos muy interesantes. Estos elementos inhiben la producción de ciertas sustancias químicas en el cerebro que provocan un sueño deficiente.

El jugo de las cerezas es rico además en procianidinas y antocianinas. Estos elementos, que también se encuentran en los arándanos, son elogiados por los científicos por sus beneficios para la salud y se han relacionado con la reducción de la inflamación.

Los participantes del estudio recibieron una encuesta en la que se les preguntó sobre sus hábitos de sueño. Posteriormente se les asignó aleatoriamente un gran vaso de jugo de cereza o un placebo que bebieron dos veces al día, justo después de despertarse y justo antes de irse a dormir.

Al cabo de dos semanas, los sujetos que habían estado bebiendo el jugo de cereza cambiaron a la bebida de placebo y viceversa. A la finalización del estudio se les hizo la misma encuesta para monitorear cómo las bebidas habían afectado su patrón de sueño.

Los investigadores concluyeron que aquellos que bebieron el jugo de cereza aumentaron su tiempo de sueño en 84 minutos y su eficiencia general del sueño aumentó en el índice de calidad del sueño de Pittsburgh. [II]

Beber este jugo también reduce los niveles de quinurenina en la sangre. Los niveles altos de esta substancia se han relacionado con la falta de sueño.

[I] http://journals.lww.com/americantherapeutics/Abstract/publishahead/Pilot_Study_of_the_Tart_Cherry_Juice_for_the.98718.aspx

[II] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2748771

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here